Entrada para ‘Acontecimientos y lugares’

Sospechosos habituales


03.20
2013

sospechososA través de mi buen amigo Vicente Álvarez, el suplemento La sombra del ciprés que publica el periódico El Norte de Castilla, me pidió un artículo sobre Sospechosos habituales, una recopilación de 16 relatos representantes de la nueva novela negra.

Aquí os dejo el artículo publicado el  sábado 9 de Marzo de 2013.

El género se renueva

La editorial Difácil publica “Sospechosos habituales”, que reúne 16 cuentos de la nueva hornada de autores que cultivan la novela negra.

Hubo un tiempo en que en este país se consideraba que la Novela Negra no era verdadera literatura, sino un género menor. Con ese estigma lidiaron Vázquez Montalbán, González Ledesma, Juan Madrid o Andreu Martín, padres de la narrativa negra en España.

Había muerto Franco y ellos encontraron en el género la posibilidad de plasmar sus críticas sobre el país y su momento. Irá apareciendo, desde el principio, una las características de la novela negra española: el estilo realista y la crítica social.

Los españoles no veíamos con buenos ojos a las fuerzas de seguridad pos-franquistas; eso hace que los protagonistas de esas primeras obras sean detectives privados (Carvalho o Toni Romano), periodistas (Gálvez) o figuras marginales de esos cuerpos (Méndez). Aquellas novelas son una verdadera crónica de la transición.

A mediados de los 90, con Silva o Giménez Bartlett, comienzan a surgir historias protagonizadas por policías, guardias civiles y cuerpos autonómicos. El país se había normalizado democráticamente y el género recoge ese avance.

El inicio del nuevo siglo impulsará las ventas de la novela negra hasta cotas inimaginables… Las modas por los psico-killers, las tramas nórdicas, los thrillers políticos, las intrigas religiosas, etc., se irán sucediendo con millones de libros vendidos en todo el mundo.

Pero la mayoría de esos patrones no encajan en el sistema policial español. Por eso, en muchos casos nos resultan fríos y distantes. En nuestro país no abundan los asesinos en serie, pero sí la corrupción, la violencia de género, el tráfico de droga, el blanqueo de dinero, la prostitución… Así pues, “Sospechosos habituales” nos presenta historias que analizan la sociedad en todas sus contradicciones y al ser humano en todos sus claroscuros. Esa es, tal vez, una de las características básicas de la actual novela negra española. Porque si hay un rasgo que distingue nuestra narrativa negra de la americana o nórdica es el interés por los personajes. La introspección psicológica y las vidas de los protagonistas son parte clave de las novelas actuales. Y habría que añadir el vitalismo y el sentido del humor. Esa proximidad del lector con los personajes es, seguramente, uno de los puntales del éxito, ya que en muchos casos son los personajes los que llevan hacia adelante la historia que se nos explica.

En la selección realizada por Javier Sánchez Zapatero y Àlex Martín Escribà comparten páginas autores que ya han publicado varias novelas del género (Reyes Calderón, Leo Coyote, Carlos Salem…) con otros recién llegados al mundo negro (Pepe Colubi, Cristina Fallarás, Ángel Vallecillo…).

Muchos de los autores de la antología son periodistas. Esto nos sirve para comprobar que, tal vez, la novela negra está ocupando el lugar que el periodismo de investigación tuvo en los años setenta y ochenta. Hoy en día, ese tipo de periodismo esta difuminado por los intereses comerciales. Tal vez los lectores del género negro buscamos fuentes que nos ayuden a entender lo que ocurre en nuestra sociedad. Y este tipo de novelas permiten decir cosas que no se pueden decir ni publicar en los noticiarios: los políticos son corruptos, los banqueros villanos…

Buena ocasión, por tanto, de conocer nuevas voces de la literatura negra española. De ver cómo el género se funde con otros moldes narrativos, como en la historia de Félix G. Modroño. O de comprobar cómo los detectives actuales se alejan de los arquetipos clásicos, como en las narraciones de Antonio Marcos o Marta Sanz. De enfrentarnos con el tono paródico de Pepe Colubi. O de reflexionar sobre los problemas cotidianos con David Torres, Gregorio León o José L. Caballero. De reencontrar ingredientes clásicos del género, como en Francisco José Jurado o Javier Márquez. De toparnos con delincuentes torpes, como los creados por Cristina Fallarás y Leo Coyote. O de comprobar que también hay espacio para la experimentación formal, como demuestran Ángel Vallecillo, Reyes Calderón, Carlos Salem y Willy Uribe. De recuperar la parte más escéptica y desengañada del género, como hace Paco Piquer.

En fin, un cóctel variado, heterogéneo y de calidad para aproximarnos a autores jóvenes que se han visto atraídos por el género negro.

Decía al principio que hubo una época en que la novela negra se considerada un género menor. Pero una historia de crímenes y delitos no tiene por qué tener menos calidad literaria que cualquier otra novela. Eso dependerá, eminentemente, del autor.

Cosecha negra del 2012


02.06
2012

Coincidiendo con BCNegra, El Periódico de Catalunya publica un artículo con alguna de la sgrandes novedades publicadas recientemente. Aquí va…

BETIBÚ
Claudia Piñeiro: una narradora seductora

Betibú, de Claudia Piñeiro (Burzaco, 1960), posee una trama magnífica que se propaga por entre la soledad, en la zona hermética de una urbanización selecta cerca de la ciudad de Buenos Aires, el mismo territorio de Las viudas de los jueves, el anterior libro de la autora. Pero si aquel fue un retrato sociológico de la Argentina del Corralito, en Betibú descubrimos un thriller que parte de un crimen real, el homicidio de la socióloga Marta García Belsunce en uno de estos barrios vigilados, y la acusación y procesamiento de su esposo.
Obra de fino humor que nace tanto de la tristeza como de la ilusión, descubriremos una poderosa historia de amor (varias, puede, y todas fracasadas) y un relato seductor aderezado con el magistral dominio del ritmo y la narración de la autora que, como nuestra Mercè Rodoreda, domina el recurso del diálogo indirecto, ese diálogo que es narrativo y continuo y sin distancias.
De todo esto resultará un thriller periodístico, político, existencial y lunfardo: Betibú es como «una Salinger en versión subdesarrollada, femenina y policial».

LA PRIMAVERA DEL COMISARIO…
De Giovanni: una filigrana hipnótica

La primavera del comisario Ricciardi, que difícilmente definiríamos como un thriller a la italiana, es sobre todo un libro difícil de enclaustrar: vitalidad, suspense y cadáveres; confidencias, atracción y homicidios; melodía, sentimiento y un detective.
Corresponde a la primera serie del comisario Ricciardi, la de las cuatro estaciones (de la segunda serie, aún en construcción, se ha publicado en Italia solo un tomo). Por ahora, disfrutaremos del Invierno y la Primavera.
Pero ¿como hemos podido sobrevivir hasta hoy sin estos libros? De la mano de su autor, Maurizio de Giovanni (Nápoles, 1958), nos llegan las investigaciones de este personaje singular, honesto, decidido y paciente. Una prosa que es espejismo, un relato íntimo que es una preciosa historia de amor, un thriller indefinible: en la madrugada de 1931, mientras todos duermen o sueñan (sueños callados o nocturnos), la primavera ocupa las calles de Nápoles. Entre apuntes de la Italia del primer fascismo, un suicidio arranca la acción. Y el asesinato de una adivina lo desarrolla, engalana y ultima.
La trama, la verdad, no importa: solo cabe dejarse llevar, hipnotizados y plenamente seducidos, por esta filigrana hecha con palabras, donde el escritor abandona las persecuciones y la munición del thriller americano y opta por una investigación que se hace con susurros.

UNA PÉRDIDA RAZONABLE
Anne Perry: Monk vuelve al Támesis
William Monk (que ha dejado el oficio de detective para reincorporarse a la Policía Fluvial de Londres) investigará el homicidio de un malhechor a orillas del Támesis; un crimen vinculado al oscuro tráfico de niños huérfanos.

UN INQUIETANTE AMANECER
Mari Jungstedt: de nuevo cautivadora

Quinto thriller insular de Mari Jungstedt: tras enamorarnos con Nadie lo ha visto (y de tres volúmenes más, irregulares), reencontramos una historia bien definida, cautivadora e inquietante en el parque natural de Fårö.

EL EJÉRCITO FURIOSO
Fred Vargas: una trama magnífica

En Calvados, en la costa normanda francesa, persiste una antigua leyenda, La Mesnie Hellequin, una procesión de almas en pena que recorre los caminos y anuncia la muerte, como La Santa Compaña en Galicia, Asturias y León. Y a su paso, tres homicidios. Con ello, Fred Vargas (París, 1957) construye un thriller magnífico, bien tramado, de gran acierto, de personajes originales. Espléndido y sorprendente en todos los sentidos: el primer capítulo actúa de preludio y como declaración de intenciones con la resolución de una muerte fortuita: es el comisario Adamsbreg (personaje de una decena de novelas de la autora desde hace 20 años) y su método sin método entre las curiosidades del crimen de las migas de pan.

SATORI
Don Winslow: más allá del `narcothriller¿

Don Winslow (Nueva York, 1953) no solo sabe relatar crímenes turbadores y venganzas de los cárteles, y en Satori lo demuestra rotundamente. Más en la línea de su obra Muerte y vida de Bobby Z que del sanguinario El poder del perro, nuestro autor parte desde un episodio no desarrollado de un thriller singular y novela de culto de los 80 (Shibumi, de Trevanian), y así arma un texto magnífico de suplantaciones, espionaje y artes marciales enigmáticas.

LOS CÍRCULOS DE LA MUERTE
Gunnar Staalesen: todo un hallazgo

Todo un hallazgo. Tomad el ritmo de los mejores libros de Coben, añadid la selecta voz de Chandler, incluid a un detective en una lista de la muerte, montad una compleja trama y obtendréis un thriller imbatible.

TRES SEGUNDOS
Hellstrom y Röslund: pareja criminal

1. Que nadie se pierda este formidable thriller sobre trafico de drogas, bandas mafiosas y muchas mentiras. 2. Por favor, no hagan caso de la contraportada. Corren el riesgo de prescindir de un libro tan bueno como Tres segundos.

LUNA FRÍA
Jeffery Deaver y el detective paralítico

La voracidad caracteriza algunos asesinos, sobre todo a los más meticulosos, incansables y crueles. Esta es la premisa de Luna fría, de Jeffery Deaver (Glen llyn, Illiniois, 1950), un libro que es el número siete de los nueve dedicados a Lincoln Rhyme, el detective paralítico, famoso gracias al film El coleccionista de huesos, con Denzel Washington.
Desde que Alfaguara dejó de traducir estas novelas, solo se había editado de Deaver Carta Blanca (última e irregular versión sobre el agente 007 creado por Ian Fleming).
En Luna fría, Deaver nos ofrece un magnífico y espectacular thriller en la línea de El hombre evanescente, con múltiples crímenes en Manhattan a diez grados bajo cero, obra de un sociópata aficionado a los relojes.

Negra i criminal


07.18
2011

Por fin, la semana pasada pude visitar la librería Negra i criminal, toda una institución dentro del mundo de la novela policíaca.

Hacía años que tenía prevista la visita, pero por causas muy diversas, aún no había cumplido con una de las obligaciones de cualquier aficionado a la novela negra. Pero la semana pasada, mi amigo Vicente Álvarez, recomendabilísimo escritor vallisoletano, estaba en Barcelona y organizamos una visita.

Vicente cumplió con el ritual de ponerse la camiseta de la librería y hacerse la consabida foto para el álbum de los libreros… Además, pudimos deleitarnos con una extensa charla con Paco Camarassa, alma máter de negra i criminal. ¡Qué gustazo hablar con él sobre la Semana Negra de Gijón, sobre Silver Kane, sobre las últimas novedades! ¡Y qué lujo dejarse asesorar por él! Realmente es envidiable poder convertir en negocio propio tu pasión. Y eso es lo que muestra Paco en cada uno de sus comentarios y recomendaciones.

A todos aquellos que os guste el género negro, visita obligada al Carrer de la Sal, 5 de Barcelona.

Andreu Martín, Premio Pepe Carvalho


02.04
2011

Ayer, 3 de febrero de 2011, Andreu Martín fue galardonado con el VI Premio Pepe Carvalho que se otorga en BCNegra.

Este es el recorte de prensa aparecido en El Periódico de Catalunya.

Clicar en la imagen para verla en grande.

Mi esposa Núria y yo, junto a Andreu Martín en la Semana Negra de Gijón de 2007.

BCNegra 2011


01.25
2011

Barcelona volverá a ser la capital del género policíaco del 31 de enero al 5 de febrero. Se celebra la sexta edición de BCNegra.

En esta edición se concederá a Andreu Martín el VI Premi Pepe Carvalho en el Saló de Cent de l’Ajuntament de Barcelona, como reconocimiento a una larga carrera literaria de gran calidad.

Charlas, exposiciones, cine… Los actos durante estos seis días son múltiples e interesantísimos. Podéis ver la programación completa en el enlace anterior.