Entrada para ‘Lola MacHor’

El último paciente del doctor Wilson – Reyes Calderón


05.15
2012

Tenía ganas de volver a tener entre las manos un nuevo libro de Reyes Calderón… Y justo cuando publica la última novela protagonizada por Lola MacHor, me pongo a leer el penúltimo episodio de la juez más inquieta de la literatura negrocriminal: El último paciente del doctor Wilson.

Durante un congreso en Barcelona, la juez MacHorn recibe en la habitación del hotel un manuscrito en el que un individuo, que se hace llamar Rodrigo, le hace partícipe de su macabro experimento: consiste en cometer una serie de crímenes para poner a prueba su cordura. Algo que en un primer momento parece una broma de mal gusto, se transforma en un juego mortal al descubrir el rastro de una oleada de asesinatos, ejecutados metódicamente, a lo largo y ancho del globo.

Lola se siente fascinada por el manuscrito y decide averiguar qué es cierto y qué es falso en el contenido. Comienza a investigar los datos vagos e imprecisos que el autor del manuscrito le va dando para seguir la pista de los crímenes que, supuestamente, Rodrigo ha cometido a lo largo de medio mundo. Como siempre, contará con la ayuda de su marido Jaime y de su amigo Juan Iturri, inspector de la Interpol.

La persona que ha enviado el manuscrito, el supuesto doctor Wilson, lanza también un grito de socorro, ya que teme ser la siguiente víctima. Lola comenzará a obsesionarse con el caso, que se entremezclará con su delicada situación personal, llevándola hasta el límite y provocando una transformación radical de su carácter.

La novela nos ofrece una intriga apasionante, con pistas presentadas de forma ingeniosa y que se resuelven de manera convincente. Mientras, también nos invita a reflexionar sobre temas trascendentales que afectan a nuestra vida diaria.

Los crímenes del número primo – Reyes Calderón


01.30
2011

Cuando cayó en mis manos Los crímenes del número primo, no sabía nada de Reyes Calderón. La verdad es que el título no me inspiraba demasiada confianza, pues me traía a la mente un libro más de la fiebre de manuscritos y novelas pseudohistóricas.

Después de pocas página, la juez Lola MacHor se convirtió en una muy agradable sorpresa y devoré el libro en pocos días.

La juez del tribunal superior de Navarra, Lola MacHor, secundada por su amigo e inspector de la Interpol, Juan Iturri, se enfrenta al caso de dos cuerpos encontrados en una remota ermita, brutalmente asesinados. Los cadáveres pertenecen al clero y los aparecen rodeados por una importante cantidad de dinero y de un antiguo Lignum Crucis.

Las pistas parecen indicar que el asesino está retando a la policía con un juego terrible que responde a algún tipo de regla matemática… La juez MacHor deberá moverse por los despachos de los gerifaltes de la Iglesia, por sencillos monasterios e incluso por la depravada Marbella.

La intriga te atrapa desde las primeras páginas, acompañada por una excelente fuerza narrativa.  Su estilo es sencillo, sin grandes pretensiones literarias,  y consigue provocar tensión, suspense y compasión.