L’hora zen – Teresa Solana

2012
02.09

Ya había leído alguna novela de la escritora catalana Teresa Solana, pero ninguna de la serie protagonizada por los hermanos Borja y Eduard Masdéu. Así que L’hora zen es mi primer contacto con estos detectives tan especiales…

Borja y Eduard se disponen a recibir a su despacho de opereta una clienta muy especial, Teresa Solana, que está escribiendo una novela sobre la moda de las terapias alternativas ambientada en la zona alta de Barcelona. Pero por un contratiempo inesperado los dos hermanos se ven envueltos en una conspiración de espionaje internacional que estará a punto de costarles la vida. Al mismo tiempo que el encargo de la escritora los obliga a frecuentar un exclusivo centro de meditación denominado La Hora Zen y a investigar el enrevesado asesinato de un médico homeòpata, Borja y Eduard se las tendrán que ver con la CIA, con un comisario de los Mossos d’Esquadra que los tiene entre ceja y ceja, y con su misma incompetencia. Y, a todo esto, para sobrevivir a la crisis, Borja ha decidido hacer de intermediario en una operación de tráfico de antigüedades…

La obra presenta una trama compleja, donde  tienen cabida diferentes submundos del hampa: el tráfico de antigüedades, los asesinos a sueldo, los agentes de la CIA, la mafia de los países del Este… Los diferentes hilos argumentales están muy trabados y van anticipando al lector que, probablemente, el lío será cada vez mayor y más complicado.

Me parece muy interesante cómo la autora  une la vertiente más cotidiana de la vida de los personajes con las situaciones más rebuscadas. Fragmentos absolutamente delirantes conviven con otros elementos del costumismo más puro. El lector se debate así entre la verosimilitud y el histrionismo a lo largo de toda la lectura.

Curioso también el ejercicio de metaficción, ya que la misma Teresa Solana se convierte en personaje de la novela al contratar a los protagonistas para una investigación.

Novela, pues, que asegura una lectura muy agradable y divertida.

Tags: , ,

Tu comentario

*